no comments

Ardor al orinar y sus remedios

El ardor al orinar es una sensación tan molesta como indicadora de que hay algo en tu organismo que no funciona correctamente. A continuación, analizamos las causas que pueden provocar este síntoma dependiendo del sexo del paciente así como los tratamientos más efectivos.

Ardor al orinar en hombres

El ardor al orinar en hombres puede estar provocado por una infección de orina común relacionada, en un alto porcentaje de ocasiones, con una bajada de defensas o bien derivada de una mala praxis a la hora de limpiar correctamente el glande (especialmente en los hombres no circuncidados).

Enfermedades de trasmisión sexual como la clamidia pueden provocar la inflamación de la uretra (uretritis). Al miccionar, se produce ese picor o escozor. Es imprescindible usar el preservativo para evitar este síntoma. En el caso de padecer cistitis (inflamación de la vejiga), el escozor se produce desde la zona púbica hasta la salida de la orina generando así más inconvenientes. Se recomienda acudir al urólogo, informarle de las posibles causas y tomar el tratamiento que se te recetará tras haber revisado tu próstata y tu pene.

Ardor al orinar en mujeres

El ardor al orinar en una mujer puede estar provocado también por una infección de orina, pero también por otros aspectos. Es importante subrayar que el nivel de humedad de la vagina es mayor que el del pene. La falta de higiene o el uso de la misma ropa interior durante varios días es un terreno abonado para el crecimiento de hongos y bacterias. La candidiasis es una dolencia muy común que genera un intenso picor durante todo el día. Se puede solucionar con el tratamiento adecuado que te recete el ginecólogo.

La mujer puede experimentar una vulvovaginitis (inflamación de la vulva y de la vagina) que podría llegar a impedir la salida de la orina con normalidad. Igualmente, mantener relaciones sin condón es sinónimo de poder contraer una enfermedad de trasmisión sexual como la arriba mencionada. Además, el preservativo lleva un lubricante que facilita la penetración y evita lesiones en la vagina que pueden infectarse provocando esa clásica quemazón al orinar.

Es fundamental observar también si hay otros síntomas paralelos que son definitivos para confirmar la infección. Restos en la ropa interior de flujo amarillento, un olor intenso o una sensación de demasiada sequedad son suficientes para que visites al especialista lo antes posible.

Si es leve el ardor al orinar el tratamiento puede basarse en remedios naturales de comprobada eficacia. La cistitis mejora sensiblemente con una infusión de perejil tomada tres veces al día. Debes dejar de tomarla cuando desaparezca el ardor.

El vinagre de manzana te ayudará a mantener el pH de tu organismo. Combina 1 cucharada con otra de miel y añade ambas a medio vaso de agua. Mezcla bien y tómalo tras las comidas. El bicarbonato sigue siendo uno de los productos con mayor número de propiedades. Una cucharada en medio vaso de agua tomada dos veces al día eliminará el síntoma que venimos comentando rápidamente.

Si la infección es algo más grave, nada mejor que el ajo. Puedes tomarlo crudo o, si no te atreves, infusionar dos dientes en una taza de agua. Su poder antibiótico hace efecto con rapidez y no es complicado obtener los mejores resultados gracias a su eficacia.

Estos remedios naturales es conveniente tomarlos durante un máximo de tres días. Si los síntomas persisten hay que acudir al médico especialista. Algo vital para que su diagnóstico sea el más certero es contarle todo lo referente a tus últimas relaciones sexuales, así como a tus costumbres de higiene. En no pocas ocasiones, los productos de higiene íntima son de gran ayuda, pero es adecuado seleccionar el correcto dependiendo de tu pH y de si has tenido, o no, problemas similares en el pasado. Déjate guiar por tu médico para escoger la mejor opción.

Los médicos suelen tratar las infecciones de orina, tras llevar a cabo las pruebas pertinentes (un análisis de sangre y observación de la zona genital con especial atención a las anomalías e inflamaciones), con antibióticos. En caso de provenir el síntoma de una ETS, se recetarán los medicamentos específicos para combatirla. Por suerte, hay varias soluciones para conseguir mejorar en menos de una semana.

Como venimos exponiendo, para evitar este síntoma nada mejor que mantener relaciones sexuales siempre con protección. Igualmente, es vital cambiarse de ropa interior a diario y llevar a cabo una higiene adecuada de la zona genital. Igualmente, la dieta y tomar dos litros de agua al día son perfectos complementos para evitar que una infección pueda llegar a afectarte seriamente en tu día a día.

Terminamos con algo importante: usa los remedios naturales al primer síntoma para frenar la expansión de la infección de orina común lo máximo posible. En caso contrario, el especialista podrá ayudarte a dejar atrás un episodio que puede llegar a convertirse en un verdadero suplicio para el que lo padece.

Escribir Comentario