no comments

Beneficios y propiedades del Aloe Vera

El aloe vera o sabila es una planta que cada día tenemos más presente. El estudio de sus propiedades nos revela cualidades casi mágicas y una buena colección de beneficios, que te pueden ayudar en el cuidado de la piel y del aparato digestivo y muchos procesos fisiológicos importantes. No está de más que conozcamos un poquito más a fondo este vegetal que los antiguos egipcios consideraban la planta de la inmortalidad.

¿Qué es el Aloe Vera o Sabila?

El aloe vera es un arbusto que tiene un tallo corto, el cual no alcanza más de 30 cm. No tiene rebrotes laterales y, en la época de floración, llega a superar los 70 cm de altura. Mientras sus coloridas flores crecen a lo largo del pedúnculo, sus hojas robustas se agrupan en una roseta basal y pueden extenderse hasta casi medio metro.

En estas hojas, grandes y carnosas, es donde se encuentran la magia de esta planta y las beneficiosas propiedades que tan famosa la han hecho. Si analizamos la hoja, podemos distinguir tres zonas: capa externa, vainas poligonales y centro de la hoja. La capa externa no es más que la piel. Las vainas poligonales hacen la función de nervios y son ricas en aloína. Por su parte, el centro de la hoja es donde se encuentra la sustancia gelatinosa que, por extensión, conocemos como aloe vera.

De la planta, se aprovechan más de una veintena de componentes químicos, lo que da una idea de su carácter beneficioso para el ser humano y rentabilidad para los productores. Además, como crece en hábitats secos y suelos arenosos o desérticos, es un cultivo muy apropiado para zonas cálidas, donde no hay mucha agua.

¿Para qué sirve el Aloe Vera o Sabila?

Como te puedes imaginar, la utilidad del aloe vera alcanza numerosos ámbitos de aplicación en la industria, el sector farmacéutico, la cosmético o las medicinas naturales. Con aloe vera se enriquecen geles de baño o lavavajillas, pero también se utiliza con múltiples fines medicinales y hasta en alimentos. Entre sus numerosos usos, destacamos:

  • Analgésico e inflamatorio: aplicado sobre la piel o ingerido en zumo, alivia el dolor de las heridas cutáneas y reduce la hinchazón.
  • Antibacteriano: se aplica en la piel contra las infecciones y es muy útil en casos de quemaduras.
  • Antioxidante: la acción conjunta de vitaminas, minerales y enzimas combate la de los radicales libres, lo que lo convierte en un gran aliad contra el envejecimiento.
  • Cicatrizante: ayuda a cerrar heridas, ya que activa la producción de los fibroblastos, que regeneran la piel.
  • Depurativo: el zumo de aloe vera ayuda a limpiar los intestinos, gracias a la acción laxante de la aloína.
  • Inmunitario: uno de sus principales componentes, el acemanano, favorece la estimulación del sistema inmunitario.

Además de estas cinco aplicaciones, el aloe vera se utiliza también contra el acné y la celulitis, para proteger al cabello de los rayos del sol, contra la caspa e, incluso, para eliminar verrugas. De hecho, sus efectos beneficiosos para la piel sirven para combatir todo tipo de problemas cutáneos, desde las manchas hasta las hemorroides.

Propiedades y Componentes del Aloe Vera

Pero ¿qué componentes tiene esta planta que la hacen tan beneficiosa? Las propiedades del aloe vera se deben a una excelente combinación de elementos químicos. Si llevas una de sus hojas a un laboratorio para que la analicen, te dirán que contiene:

  • Aloemodina: que regula el funcionamiento de la mucosa intestinal y la protege contra úlceras
  • Aloeoleína: también se usa contra úlceras de estómago y la acidez
  • Aloetina: sirve para frenar las toxinas microbianas
  • Aloína: tiene efectos contra el estreñimiento
  • Aminoácidos: esenciales para la formación de proteínas
  • Carricina: una buena ayuda para las defensas y el sistema inmunitario
  • Creatinina: clave en el almacenamiento y transporte de la energía
  • Emolina, emodina y barbolina: con efectos analgésicos y antitérmicos
  • Fosfato de manosa: ayuda a cicatrizar heridas
  • Minerales: calcio, cobre, fósforo, magnesio, potasio y cinc
  • Murcílago: ablanda y suaviza la piel
  • Saponinas: con efectos antisépticos
  • Fitoesteroles: con efectos antiinflamatorios
  • Mucopolisacáridos: importantes para hidratar las células

Además, tiene hormonas vegetales, que ayudan al crecimiento celular; y enzimas, que colaboran con las defensas del organismo. En resumen, todo un arsenal de buenos amigos para que tu cuerpo funcione correctamente.

Beneficios del Aloe Vera

Con una composición tan favorable, los beneficios de la sabila son evidentes. Beneficios directos para el estómago e intestino, contra el estreñimiento y, especialmente, para la piel, el mayor órgano del cuerpo humano. Pero también hay beneficios indirectos para combatir disfunciones orgánicas y enfermedades. Es el caso del colesterol o de la diabetes y de algunas enfermedades inmunitarias. También se recomienda en la lucha contra el cáncer de próstata, mama, pulmón o estómago. Evidentemente, el aloe vera no cura estas graves enfermedades, pero tiene efectos beneficiosos para prevenirlas y combatirlas.

Otros beneficios tienen que ver con su uso cosmético. Te resultará muy útil en el cuidado de las uñas, la epidermis, el cuero cabelludo y, por supuesto, el cutis. Por todas estas razones, puedes encontrar aloe vera en distintos formatos: cápsulas, zumos, cremas o geles. Ya solo te queda ponerlo a prueba.

Fuentes: https://nccih.nih.gov/health/aloevera

Escribir Comentario