no comments

¿Qué es la coenzima Q10? Beneficios y propiedades

Nuestro cuerpo tiene un aliado natural en forma de molécula que nos ayuda a levantarnos por la mañana, desenvolvernos en la vida cotidiana y regular nuestra actividad metabólica. Su callada actividad nos pasa desapercibida, pero si estas moléculas nos faltan, nuestro cuerpo no podrá funcionar como es debido. Hablamos de enzimas y coenzimas, y en concreto de la coenzima Q10. Un pequeño aliado, pero con grandes virtudes.

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son unas proteínas encargadas de acelerar distintos procesos bioquímicos en el organismo. Estas moléculas catalizan las reacciones químicas del metabolismo actuando sobre otras que funcionan como sustratos. Así, favorecen el desarrollo de los procesos celulares, pero no provocan reacciones, sino que se limitan a acelerar los procesos de otras moléculas. Se estima que su actuación mejora más de 4000 reacciones bioquímicas.

Para aumentar su eficacia, las enzimas se han especializado en distintos tipos, de manera que los expertos las dividen en seis grandes categorías principales: oxidorreductasas, transferasas, isomerasas, hidrolasas, liasas y ligasas, aunque lo importante, para que entiendas lo que son las enzimas, es que su especialización les otorga el poder de acelerar millones de veces los procesos bioquímicos.

Esta capacidad ha hecho que las enzimas sean utilizadas también comercialmente, por ejemplo, en la síntesis de antibióticos y de los productos de limpieza que puedes tener en casa, en la producción de alimentos y hasta en los biocombustibles.

Sin embargo, las enzimas también necesitan ayuda para poder realizar sus funciones. Cuentan para ello con unas moléculas que se llaman coenzimas. Las coenzimas hacen una labor de mensajeros entre las enzimas. Hay diversos tipos de coenzimas, según el tipo de transporte que realicen, y una de las principales es la llamada Q10.

Qué es la coenzima Q10

La coenzima Q10 se conoce también con el nombre de ubiquinona, porque pertenece al grupo químico de la quinona. Participa en la respiración celular aeróbica de una forma decisiva, generando adenosín trifosfato (ATP), que es un nucleótido fundamental en la obtención de energía celular. Simplificando, podríamos decir que la coenzima Q10 es clave para que la célula tenga combustible. El 95 % de la energía del cuerpo humano se genera de esta manera.

Para obtener la coenzima Q10 existen tres fuentes principales: alimentos de origen animal (carne y pescado azul), aceites vegetales y suplementos. Estos últimos se presentan en forma de cápsulas, comprimidos o geles, y en todos los casos se suelen acompañar de vitamina E, que actúa como estabilizante.

Beneficios de la Coenzima Q10

La coenzima Q10 es una buena ayuda si necesitamos aportar más energía a determinados órganos, como puede ser el corazón. Pero esta no es la única utilidad que tiene. Se conocen cuatro beneficios fundamentales de la coenzima Q10:

Proporciona energía. Como se ha dicho, esta es su función principal; colabora con las enzimas para que las células tengan la energía que necesitan.

Actúa como antioxidante. Al cuidar las paredes de las células, las protege frente a la oxidación. También se cree que desarrolla esa misma función protectora con la vitamina E.

Favorece al sistema inmunitario. Esta coenzima ayuda a mantener las defensas del cuerpo en alerta, protegiéndolas y estimulándolas.

Participa en muchas funciones metabólicas. Su función es clave para que el organismo realice eficazmente algunas de sus reacciones químicas. Su déficit se asocia con la hipertensión, el Parkinson, la esclerosis múltiple y otras dolencias.

Propiedades de la Coenzima Q10

Por sus propiedades, la coenzima Q10 suele utilizarse como complemento de las medicinas tradicionales y siempre debe consultarse con el médico su administración por cualquier vía. Su utilización terapéutica se dirige hacia:

Problemas de corazón. En la insuficiencia cardiaca congestiva y otros problemas del corazón se han detectado niveles bajos de la coenzima Q10. Los estudios parecen demostrar que los pacientes manifiestan una reducción de los síntomas de estas afecciones.

Hipertensión arterial. Como hemos comentado anteriormente, su uso ofrece buenos resultados, incluso permitiendo reducir la administración de otros medicamentos. Se cree que las propiedades de la coenzima Q10 hacen mejorar las condiciones del músculo cardiaco y que aumente el bombeo de sangre, lo que lleva a una disminución de la presión sanguínea.

Colesterol. Por sus propiedades antioxidantes, colabora en la disminución del riesgo de que se taponen las arterias por coágulos, algo que se achaca a la oxidación que provoca el colesterol.

Parkinson. En los estadios iniciales de la enfermedad puede ser beneficiosa, pero no resulta efectiva cuando ya está declarada.

Migraña. Parece ser adecuada para prevenir la migraña, pero en este caso tampoco es útil cuando ya ha comenzado el dolor.

Aunque estas son las principales aplicaciones, las propiedades de la coenzima Q10 la hacen apropiada para otras dolencias como la distrofia muscular, pero también se aconseja en infertilidad, diabetes y algunas alergias.

¿Es tan buena la Coenzima Q10 o hay demasiado Marketing a su alrededor?

Después de leer todos los beneficios y propiedades, te estarás haciendo la pregunta de si todo lo que se ha dicho alrededor de esta coenzima es cierto o si se están exagerando un poco sus propiedades. 

No podemos obviar que hay multitud de productos (cosméticos y suplemenos alimenticios) que hablan de las bondades de esta coenzima, pero también hay quién piensa que no hay tantas evidencias científicas que apoyen estos datos.

Según algunas fuentes (ver más abajo el enlace) no se ha demostrado científicamente que la coenzima Q10 por si sola sea capaz de todo lo que se ha descrito anteriormente. Tomarla no es malo, pero quedan dudas acerca de sus milagrosas bondades.

Fuente: https://scientiablog.com/2012/04/16/la-coenzima-q10-molecula-milagro-o-el-cuento-de-la-lechera/

Escribir Comentario