no comments

Condiloma Acuminado, diagnóstico y tratamiento

El condiloma acuminado es una dolencia que afecta especialmente a adolescentes y a jóvenes de hasta 25 años. Por desgracia, no siempre se tiene la información necesaria para evitarla. A continuación, definimos la enfermedad, te comentamos sus síntomas y el tratamiento más efectivo.

¿Qué es el condiloma?

Se entiende por condilomatosis la enfermedad que crea un condiloma o varios. El acuminado presenta forma de verruga abierta, con forma de coliflor o de hongo, que aparece en las zonas cercanas a los genitales. Se produce tras haber mantenido relaciones sexuales (orales, anales o vaginales) sin protección. El/la transmisor/a es portador/a del virus del papiloma humano y, sin saberlo, contagia a su pareja.

El principal problema reside en que es posible padecer condilomatosis sin saberlo y seguir así contagiando a todas las personas con las que se tengan relaciones. Los primeros síntomas pueden llegar a aparecer años después del contagio. El condiloma acuminado logra alcanzar una altura de hasta 1 centímetro. En pocas ocasiones aparece una sola verruga llegando a formar grupos muy numerosos, pueden llegar a contarse por decenas, que cubren la zona del ano, las ingles, la vagina y los testículos.

Síntomas del condiloma

Antes de poder ver los condilomas en tu zona genital comenzarás a sentir picor, escozor y ardor sin motivo aparente. Posteriormente, podrías pensar que se trata de algún pelo infectado o similar. Si has mantenido relaciones sexuales sin protección, acude cuanto antes al especialista para evitar que tu experiencia se convierta en pesadilla en poco tiempo.

Diagnóstico

Si no se presentan las verrugas también hay diversas pruebas que ayudarán al profesional a detectar la presencia de la condilomatosis. Se usa ácido acético para destacar las verrugas, se toma una muestra del frotis y se analiza en el laboratorio para certificar el diagnóstico.

Tratamiento del condiloma

El más habitual consiste en el uso tópico de una crema que ayude a secar los condilomas en menos tiempo. En otras ocasiones se apuesta por la electrocoagulación o por el láser. Estas medidas no surtirán el efecto deseado a no ser que se especifique con claridad cuáles son las medidas preventivas para evitar la propagación de las verrugas a otras zonas del cuerpo.

Resulta fundamental tener bien claro que estos síntomas los produce un virus en concreto y que el tratamiento no siempre es efectivo ya que destruye la consecuencia, pero no la causa. De hecho, el VPH (virus del papiloma humano) no tiene tratamiento alguno. En algunos casos, el tamaño de los condilomas puede llegar a obstruir la vagina, el ano o el pene por lo que se te recomienda que acudas al especialista en cuanto tengas algún síntoma.

De no hacerlo debes saber que te estás arriesgando a contraer cáncer de cuello de útero y a tener serios problemas durante tu embarazo. Piensa que tu bebé podría llegar a tener estas verrugas en su garganta y necesitaría ser operado cuando naciera para extipárselas. En el caso del hombre, las verrugas podrían comenzar a salir en zonas como el glande y el meato llegando a provocar dolor y molestias muy difíciles de superar sin ayuda médica.

Prevención

El antedicho virus es de los más dañinos al provocar enfermedades como las arriba indicadas a la persona que tenga relaciones con su portador/a. La única manera efectiva de evitar tanto contraer el virus como la condilomatosis es usar siempre preservativo. Independientemente del tipo de relación, debes ponerte, o exigirle a tu pareja que así lo haga, el preservativo.

Las excusas de siempre (no se siente lo mismo o me molesta) pueden terminar siendo el campo abonado para todo tipo de dolencias que pongan tu salud en entredicho y que provoquen problemas más que serios en la persona con la que has tenido sexo.

La visita al ginecólogo o al urólogo es obligatoria si has llevado a cabo alguna práctica de riesgo. Las pruebas diagnósticas no duelen y tampoco las soluciones a aplicar. Ten siempre en mente que una simple verruga puede ayudarte a conocer si tienes, o no, el virus y a tomar las medidas oportunas para evitar futuros contagios. Solo así conseguirás tener una salud sexual más adecuada y sana. El preservativo no es ni una barrera, ni un obstáculo, más bien es un seguro de vida y de disfrute para mantener tu salud en perfecto estado.

Esperamos haberte ayudado a conocer mejor las características del condiloma. En no pocas ocasiones, cuando aparece ya es demasiado tarde y el virus se ha propagado. No temas, tendrás que aprender a convivir con él y a tener todo tipo de precauciones para evitar seguir contagiando a otros.

El condiloma acuminado asusta, pero tiene un tratamiento efectivo y fácil de aplicar. Todo sea por conocerte mejor por dentro y por no seguir provocando que tus futuras parejas sexuales pasen por lo que tú estás pasando.

Fuentes:

Escribir Comentario