no comments

Picor en el ano, diagnóstico y remedios naturales para tratarlo

El prurito anal, o picor en el ano, es uno de los síntomas más molestos y comunes. Aunque en un principio parezca no tener demasiada importancia, es necesario analizar qué lo produce, hacer un diagnóstico y escoger el tratamiento más adecuado para terminar con la picazon anal.

Síntomas del picazón en el ano

Debes tener claro que no vamos a definir un picor puntual, sino una dolencia médica. La comezón en el ano constante, que parece no tener alivio alguno, puede llegar a afectar directamente a la calidad de vida del paciente. Llega a provocar insomnio, ansiedad y un estado de nerviosismo poco recomendable.

Motivos para su aparición

El más habitual es una infección por hongos o las hemorroides. En algunas ocasiones, una pequeña lesión en la zona termina infectándose y provocando esta circunstancia.

Las lombrices intestinales, oxiuros, también son uno de los motivos más habituales para padecer prurito anal. Lo mismo ocurre con el eczema, las fisuras anales, los condilomas (verrugas en la zona), las hemorroides, la micosis y, atención, la mala alimentación.

Un consumo elevado de alcohol, tomar comidas picantes, padecer diabetes y tener una vida sedentaria son factores de riesgo que puedes, y debes, controlar fácilmente.

En un alto número de las ocasiones, el problema está provocado por una higiene poco adecuada. Una pequeña fisura termina infectándose y comienza a picarte. Los síntomas empeoran a pesar de que te lavas con frecuencia la zona afectada. Si no usas un jabón con pH neutro, solo estarás empeorando los resultados. He ahí el problema.

Lo mismo ocurre con las famosas toallitas higiénicas cuyo poder desinfectante es tan fuerte que termina por irritar tan sensible zona.

Diagnóstico

Tras identificarse la causa real, se tendrán en cuenta los factores genéticos y, especialmente, la higiene del paciente. Es importante que especifiques el tipo de jabón que usas o si optas por las toallitas para que el especialista sepa a qué atenerse.

De no encontrarse un motivo concluyente, se optará por el uso de varios aparatos que ayuden a encontrar el problema en el interior de tu organismo. Tumores anales, hemorroides o dolencias similares también pueden provocar este síntoma.

La anoscopia, el tacto rectal y el análisis de la piel del perineo son las tres opciones más eficientes. No debes preocuparte, en algunos casos se trata, simplemente, de una actitud compulsiva que calma tu ansiedad.

Casos de gravedad

El hallazgo de fístulas sangrantes, de diarreas con hemorragia, de hemorroides internas/externas, de filtración en la piel perineal y de alteraciones visibles en esta última zona han de llevar al facultativo a emprender acciones inmediatas para terminar con el picor en el ano. Las mismas podrían ser desde una biopsia a un examen médico más completo en el que se determinen las causas de la dolencia y sus posibles soluciones.

Tratamiento

La clásica pomada de uso tópico para las hemorroides, la eliminación de ciertos alimentos de tu dieta y el cambio en los artículos de higiene para esta zona son la base del comienzo de tu recuperación.

Debes tener siempre muy claro que, aunque es molesto, en pocas ocasiones el prurito anal es síntoma de una enfermedad de mayor gravedad.

No debes olvidar que en los niños, la causa más frecuente es la presencia de oxiuros, lombrices, en su intestino. En los adultos, la higiene extrema o las hemorroides son las causas más habituales.

Remedios naturales para aliviar el picor en el ano

Para eliminar la infección interna que produce estos síntomas, nada mejor que tomar 2 cucharadas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua. Esta mezcla debes tomarla un par de veces al día.

Si padeces lombrices, nada mejor que imitar a tus mayores. Toma, en ayunas, 2 dientes de ajo durante una semana. Este antibiótico natural es tan potente como eficiente a la hora de limpiar tu organismo de las infecciones.

Tomar 2 cucharadas al día de aceite de coco te ayudará a eliminar los hongos y las bacterias que se acumulan en tu aparato digestivo. No olvides usarlo también de forma tópica para calmar la picazón en las zonas más afectadas.

El aloe vera es también una sustancia calmante que permite que la piel se recupere en menos tiempo. Los geles a la venta en el mercado incluyen compuestos químicos que pueden crear el efecto contrario al que estás buscando. Apuesta por coger una hoja de esta planta, abrirla por la mitad y emplear el gel de su interior como crema de uso tópico.

Un yogur probiótico sin sabor y sin azúcar puede convertirse en una pomada muy útil para que la zona afectada recupere su estado original. Debes colocártelo como si se tratara de una mascarilla y dejarlo reposar media hora. Enjuágate con agua tibia.

Esperamos haberte expuesto todas las características del picor en el ano, así como el diagnóstico y los remedios naturales más útiles para controlar los síntomas del prurito anal.

Loading...

Escribir Comentario