no comments

Presoterapia: qué es, beneficios y contraindicaciones

Hoy en día nos preocupamos mucho por nuestro físico y es que nos gusta vernos bien. Cada vez hay más tratamientos estéticos que nos ayudan a vernos mejor y a sentirnos mejor con nosotros. En esta entrada vamos a hablarte de uno en concreto para que lo conozcas mejor, vamos a hablar de la presoterapia.

¿Qué es la presoterapia?

Hay personas que aún se preguntan qué es la presoterapia. La presoterapia es un tratamiento, principalmente de estética, que se basa en aplicar presión de aire, haciendo una compresión y un relajamiento, en diferentes zonas del cuerpo haciendo como un masaje y esto ayuda a activar nuestro sistema linfático. El sistema linfático se centra en limpiar y defender el organismo, elimina toxinas y grasas, combate gérmenes, infecciones y sustancias tóxicas. Es un tratamiento natural y muy cómodo. También ayuda a la recuperación de la elasticidad cutánea e incrementa el aporte de oxígeno de los tejidos, posibilitando la regeneración tisular.

La máquina de la presoterapia es una envoltura donde se introduce el paciente, o las zonas que se quieran tratar (piernas, glúteos o abdomen) como unas botas, un fajín y unos brazos, hay partes individuales y un traje complejo, y un compresor de aire que se encarga de la presión del aire, cada persona se le aplica una presión de aire controlada diferente y sobre la parte del cuerpo que vaya a tratar. La máquina tiene integrados varios programas personalizados para cada morfología y necesidad del paciente.

Cada masaje o sesión de presoterapia dura entre 30 y 45 minutos y depende de cada persona puede necesitar más o menos sesiones.

Este tratamiento se elabora de manera profesional en algún centro de estética, pero ya puedes elaborar tu tratamiento de presoterapia en casa.

Hay varios tipos de presoterapia:

Por vendajes elásticos, preparados para el movimiento e inelásticos que se recomiendan para personas inmóviles y una última que son multicapa de 3 o 4 capas entre elásticos o inelásticos y cada capa tiene sus propios componentes.

Mangas compresivas: son ajustadas, provocan presión positiva y se utilizan esencialmente para el tratamiento del linfedema, así como también para tratar la bursitis.

Presoterapia neumática: se basa en introducir el área que se quiera tratar en una funda hinchable. Esta se adapta al cuerpo y provoca que aumente la presión desde el extremo hasta el centro.

Por último, las botas de elastocompresión: estos dispositivos se utilizan para tratar el linfedema de las piernas. Hay dos: la secuencial que ejerce presión diferente y cambiante y la no secuencial que ejerce una única presión uniforme.

Beneficios de la presoterapia

Es un tratamiento que da buenos resultados a corto y largo plazo y no es necesario sufrir problemas de salud o estéticos para recibir un tratamiento de presoterapia. Como hemos dicho anteriormente, este método estimula el sistema linfático, además de eliminar líquidos, grasas y toxinas que se hayan acumulado en el organismo, pero tiene muchas otras como:

Ayuda también a estimular el sistema inmunológico.

– Debido a que activa el sistema circulatorio, ayuda a las personas con problemas como la pesadez de extremidades y el cansancio.

– Elimina y reduce la celulitis en cualquier grado o también si solo queremos prevenirla. Normalmente aparecen en muslos, caderas y glúteos pero hay casos donde también hay acumulaciones en abdomen, pantorrillas, rodillas, tobillos y en zonas altas del cuerpo.

Elimina varices.

– Relaja los músculos abdominales y favorece el tránsito intestinal ayudando a las personas que sufren de estreñimiento.

– Para la retención de líquidos.

– Para edemas y linfoedemas.

– Postoperatorio después de una liposucción.

– No precisa de anestesia porque, como ya dijimos antes, son fundas donde fluye aire y hace la acción de masaje.

Tiene un precio reducido ya que es un tratamiento sencillo.

– Como hemos estado viendo, funciona tanto por dentro (sistema digestivo y linfático) como por fuera (piel, tonifica los músculos).

Hay personas a las que puede darle una ayuda extra como son las que tienen celulitis, varices, retención de líquidos, piernas cansadas, las que sufren de edemas o linfoedemas, menopausia, las que vayan o hayan pasado por el quirófano, las que tengan migrañas y los que estén planeándose hacerse una liposucción, pero quieran un método alternativo a la cirugía.

Contraindicaciones

A pesar de sus muchos beneficios, hay quienes no pueden someterse a este tratamiento. La presoterapia y las contraindicaciones que tiene su uso para los que sufran o cumplan con alguna enfermedad de la lista no deberían someterse a este tratamiento:

Las personas que sufran trombosis venosa profunda, más conocida como TVP o infecciones o presenten una enfermedad cardiaca severa, tromboflebitis superficial o insuficiencia arteriosa, que hagan uso de marcapasos, que sufran de hipertiroidismo, las mujeres que estén en periodo lactante no deberían tampoco hacerse este tratamiento, personas que sufran de enfermedades hepáticas, que tengan problemas de hígado.

– Tampoco podrán las personas que tengan entumecimiento en el cuerpo o dolor muy intenso.

– Las personas con cáncer o las mujeres embarazadas necesitan una consulta y una autorización de su médico o su doctor.

En definitiva, un tratamiento completo muy recomendable, si no estamos en situación que lo contraindique.

Escribir Comentario