no comments

Qué tipos de Ecosistemas existen

Comprender lo que son los ecosistemas así como los tipos que se pueden dar en la naturaleza y cuál es su forma de funcionar puede ayudarnos enormemente para saber cómo actuar evitando el impacto negativo del ser humano sobre ellos. En este artículo vamos a exponer los conceptos clave para conocer los ecosistemas, sus tipos, los componentes, las clasificaciones y lo que significa un ecosistema.

Qué es un ecosistema

Vamos a dividir la definicion de ecosistema en dos conceptos básicos de manera que sea mucho más intuitivo para el lector:

–  Un ecosistema es la unidad funcional básica de la ecología como ciencia y fue acuñado por A. G. Tansley en 1935. Por este motivo comprender el concepto es esencial para poder profundizar en el campo de la ecología, es decir, para realizar cualquier investigación o ampliar los conocimientos dentro de este campo.

Un ecosistema (unidad funcional básica) es la relación vital que se establece entre los seres vivos y no vivos de un determinado ambiente. En términos más técnicos se puede decir que es la relación entre la biocenosis u organismos vivos y el biotipo o ambiente físico.

Por tanto, lo que significa ecosistema abarca a todo el conjunto de seres vivos, ya sean animales, plantas o bacterias actuando o relacionándose entre sí. Estas relaciones pueden ser muy distintas ya que pueden hacerlo mediante la depredación, la simbiosis, la competencia o el parasitismo. Pero, además, los seres vivos de un ecosistema están unidos al mismo tiempo a un ambiente físico determinado como el tipo de tierra o rocas, a las temperaturas, la cantidad de sol, las lluvias, etc, de manera que se puede definir como un conjunto integrado u armónico.

Tipos de Ecosistemas

Por este motivo en nuestro planeta existen diferentes tipos de ecosistemas completamente diferentes entre sí. Pero, para que se comprenda de manera más sencilla, podemos diferenciar dos tipos de ecosistemas que, de forma general, se pueden clasificar en ecosistemas terrestres y acuáticos.

Los ecosistemas terrestres, a su vez, se pueden clasificar en biomas que implican una gran extensión de terreno con un tipo determinado de vida vegetal como serían las praderas, las sabanas o las selvas. Estos están determinados principalmente por el clima, sobre todo por la temperatura y las precipitaciones.

Los ecosistemas acuáticos se refieren desde una charca hasta los océanos. Así, los arrecifes de coral, los manglares, los lagos y lagunas o los mares forman parte de este tipo. Se ha de tener en cuenta que dadas las características de nuestro planeta, en el cual unas tres cuartas partes están cubiertas de agua, la mayoría de ecosistemas son acuáticos. 

Dentro de este fluir energético podemos clasificar diferentes clases de ecosistemas que anteriormente hemos clasificado en terrestres y acuáticos. Dentro de cada uno de los grandes bloques hay ecosistemas que se repiten por toda la superficie del planeta.

Los ecosistemas terrestres más habituales son:

  • Los bosques
  • Las praderas
  • Los desiertos
  • La estepa
  • La sabana
  • La taiga
  • La tundra

En los ecosistemas acuáticos podemos diferenciar:

  • Los ecosistemas de litoral
  • Los ecosistemas de mar abierto u océanos
  • Los manglares
  • Los de agua dulce como ríos, lagos, charcas, marismas

Componentes de un Ecosistema

Pero, dentro de cada clase, existen los componentes de un ecosistema que se repiten de manera que se pueden clasificar en:

1. Componentes bióticos que son los seres vivos autótrofos y los heterótrofos.

  • Autótrofos: son aquellos organismos vivos capaces de elaborar su propio alimento a partir de las sustancias inorgánicas como el agua y la luz. Las plantas son los seres autótrofos más habituales. Estas van a a depender del tipo de suelo y de clima.
  • Heterótrofos: son aquellos organismos que no son capaces de elaborar su propio alimento y, por tanto, requieren de otros organismos para alimentarse.

En un ecosistema podemos encontrar algunas especies que son clave porque su papel es fundamental en la estructura de esa comunidad. Además, los organismos se clasifican en niveles o grupos tróficos según su forma de alimentarse.

2. Componentes abióticos como

  • Las sustancias no orgánicas como el nitrógeno, el CO2, los fosfatos o el H2O; estos son denominados macronutrientes porque de ellos se elaboran las biomoléculas.
  • Todos aquellos componentes orgánicos como las biomoléculas como las proteínas, los lípidos o los glúcidos.
  • Aquellos componentes completamente ambientales de tipo físico como el clima, la temperatura, precipitaciones, etc.

Este tipo de factores intervienen directamente en el ecosistema aunque no tienen vida, de manera que limitan a los organismos en sus actividades.

Cómo funcionan los Ecosistemas

Al tener ya definidos los conceptos clave podemos pasar a conocer cómo funcionan los ecosistemas ya que, aunque sean diferentes, funcionan de manera parecida. Todos van a necesitar una fuente de energía que va a fluir por todos sus componentes.

A todos nos viene a la cabeza una fuente de energía fundamental como el sol, esto hace que haya un flujo constante de materiales que pasan de unos organismos hasta otros y, finalmente, de nuevo al agua o al suelo. Por tanto, en un ecosistema la materia se recicla, y la energía se organiza o fluye a través del sistema de forma que no quedan residuos sin reciclar. Seguramente podemos aprender mucho de la naturaleza.

Escribir Comentario