no comments

Remedios para la Garganta Seca

La garganta seca suele ser un síntoma muy molesto que puede estar provocado por distintas causas. Esa sequedad puede estar producida por un problema de salud o bien por hábitos poco recomendables. Te damos los consejos y remedios más prácticos para que puedas mejorar de forma natural en poco tiempo.

Causas de tener la garganta seca

En un buen número de ocasiones, esta irritación está relacionada con algún tipo de infección de las amígdalas, con una faringitis o con problemas relacionados con el aparato fonador. Igualmente, el uso de medicamentos para el aparato respiratorio también provoca este síntoma. La mononucleosis también genera esa sensación de tener un papel en la garganta que suele acompañarse de un picor nada agradable.

Remedios caseros para sanar la garganta seca

Gárgaras con limón

Entre los remedios para la garganta seca destacan las gárgaras con agua tibia, sal y limón. Este cítrico tiene poder antibiótico y te ayudará a impedir que la infección que padezcas vaya a más. Hirviendo una cebolla en agua durante 10 minutos se consigue un adecuado té que puedes endulzar con un poco de miel. Su ingesta ayuda a hidratar la garganta de manera efectiva.

Miel

La miel también ayuda a eliminar infecciones y permite conseguir una sensación mucho más adecuada. Es de enorme utilidad preparar una infusión con hojas de eucalipto. A su sabor se le añade la posibilidad de poder contar con una mejora inmediata del funcionamiento de su aparato respiratorio. El extracto de regaliz diluido en agua es fantástico para hacer gárgaras y lograr así mejorar sensiblemente.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana diluido en agua y endulzado con miel es un potente antibiótico natural que elimina las bacterias que provocan la infección generadora de este síntoma.

Como indicábamos al principio, este síntoma puede estar provocado por una serie de circunstancias no relacionadas directamente con tu organismo. El consumo de tabaco o estar en espacios cargados de humo, las altas temperaturas (provocadas por el tiempo o por la calefacción) o el uso de aire acondicionado pueden provocar que tengas una garganta seca e irritada.

Sería conveniente usar un humidificador en casos de ambiente reseco por las causas antedichas. Dejar el tabaco siempre es conveniente. Si trabajas expuesto al humo del tabaco o a otros agentes contaminantes se te recomienda el uso de inhaladores recetados por el especialista. Igualmente, el consumo de caramelos sin azúcar y beber pequeños sorbos de agua durante tu jornada laboral te ayudarán a hidratarte mejor.

Cómo prevenir la garganta seca

Otro de los remedios más efectivos consiste en tomar un diente de ajo crudo por la mañana. Tan potente antibiótico te ayudará a prevenir todo tipo de infecciones. Igualmente, y aunque parezca complicado, es adecuado usar el diafragma para hablar. En lugar de forzar la garganta, intenta mover la creación del sonido a la zona del esternón. Cambiará tu tono de voz, que será más grave, pero protegerás mejor la garganta.

No intentes hablar a un volumen alto y si tienes que mantener conversaciones durante tu jornada laboral usa siempre un tono bajo. Controla la respiración, no te aceleres y protege tu garganta lo máximo posible. Recuerda evitar los refrescos demasiado fríos. Las infusiones templadas y el agua a una temperatura adecuada pueden ayudarte a llevar a cabo tan importante labor de prevención. Un vaso de agua fría o una bebida helada no solo te provocarán más sed en unos minutos, sino también una irritación en la garganta que tendrás que afrontar de las maneras ya explicadas.

Sin embargo, estos remedios naturales pueden solucionar el problema de forma temporal o bien no tener la efectividad deseada. En este segundo caso, es imprescindible que visites al médico. A las infecciones de garganta ya mencionadas, que han de ser tratadas con la medicación pertinente, se le deben añadir problemas en tu salud bucodental e incluso problemas renales que pueden provocar este síntoma.

De hecho, el uso de diuréticos y de otros medicamentos tienen como efecto secundario la sequedad de garganta. Para detectar la raíz del problema, nada mejor que someterse a un análisis médico, para que tu garganta esté siempre hidratada. Otro de los factores a tener en cuenta son el estrés y la ansiedad. La tensión se acumula en la garganta y resulta muy sencillo sentir ese picor tan característico por causas emocionales de orígenes diversos.

A lo largo del presente artículo hemos intentado analizar las causas y los remedios más adecuados para evitar la garganta seca. Es imprescindible subrayar que los remedios naturales han de usarse durante dos o tres días. Si el síntoma permanece, necesitarás ayuda profesional. Si piensas que tu dolencia está provocada por tu entorno laboral no debes dejar de visitar al especialista para evitar problemas futuros de inciertas consecuencias.

Esperamos haber dejado clara la importancia de evitar este síntoma que no es baladí. En la prevención y en la puesta en práctica de los consejos arriba explicados está el único secreto para que tu garganta funcione correctamente y sin sequedad alguna.

Escribir Comentario