no comments

Requisitos para donar sangre

Si estás pensando hacerte donante de sangre: ¡enhorabuena! Es una necesidad social que con ayuda de personas como tú puede conseguirse. En este artículo sabrás los requisitos para donar sangre y también conocerás quién no puede donar. 

Según las estadísticas, para abastecer las necesidades de una comunidad hacen falta unas 40 donaciones por cada 1.000 habitantes y año.

Que un individuo se plantee donar sangre es imprescindible porque no se puede fabricar, por lo tanto, solo se puede obtener de donantes como tú.

La sangre es completamente necesaria para operaciones y urgencias y no se puede almacenar por tiempo indefinido porque tiene caducidad. Esta es la razón por la que constantemente hay una demanda de sangre en hospitales.

Entonces, si soy donante de sangre, ¿qué debería tener en cuenta?

Gracias a tu acto solidario, estás ayudando a la curación de muchas personas ya que, de media, con tu aporte estás beneficiando a tres pacientes.

Debido a lo caduco de la sangre, tu aportación es útil en todo el año, pudiendo donar cada 2 meses con un máximo de 4 donaciones al año en hombres y 3 en mujeres; como consejo, te recomendamos que las planifiques para que queden repartidas en tu calendario.

En nuestro país, según el Informe 2015 sobre Donación de Sangre en España, la tendencia de donantes está en aumento, permitiendo salvar 80 vidas diarias, por lo que es de agradecer a todos los donantes.

Es un acto completamente voluntario y altruista, pero no está exento de unos criterios y requisitos para donar sangre que te comentamos para ayudarte en tu decisión.

Los principales requisitos para donar sangre en España son:

Tener una edad comprendida entre 18 y 65 años. Existen excepciones como aquellos mayores de 60 años que sean nuevos donantes deben pedir un permiso a su médico para que justifique que no hay ningún riesgo de salud para el individuo que dona. Este permiso médico también lo pueden pedir personas que sean mayores de 65 años y quieran seguir donando, es renovable cada año para verificar la completa salud del donante.

Se considera una persona apta para donar si pesa más de 50 kilos. La cantidad de sangre que se extrae no debe ser superior al 13 % del volumen sanguíneo del donante teniendo en cuenta su peso. Si una persona tiene un peso menor a 50 kilogramos, la cantidad de una bolsa de donación de sangre supera el porcentaje de sangre recomendado ya que dichas bolsas son de 450 centímetros cúbicos. Pudiendo provocarle, entre otras alteraciones, una bajada de tensión por disminución del volumen sanguíneo y mareos, con la necesidad de recurrir al suministro de sueros para su reposición.

Cuando vayas a la donación, se hará una valoración de tu presión arterial y pulso así como de tus niveles de hierro para comprobar que estás dentro de los límites idóneos.

Teniendo en cuenta estas consideraciones generales, ¿qué personas tienen prohibido ser donantes de sangre?

Aquellos individuos que padezcan o hayan padecido enfermedades cardiovasculares graves, con excepción de personas que sufran anomalías congénitas ya curadas. Tampoco podrán donar personas con afectación del sistema nervioso central o coagulopatías, síncopes repentinos o antecedentes de convulsiones.

Los pacientes diabéticos tratados con insulina, aquellos que padezcan hipertensión arterial grave, tengan enfermedades infecciosas ( Hepatitis B, Hepatitis C, SIDA), infecciones por virus, leismaniosis visceral o enfermedad de chagas tampoco podrán hacer hemodonaciones. No podrán participar en el proceso personas que sufran cáncer, a no ser que el tumor fuera localizado y con una recuperación completa.

Otra razón de exclusión es el consumo de drogas por vía intravenosa o intramuscular, como tampoco pueden hacerlo aquellas que tengan una conducta sexual de riesgo elevado de contraer enfermedades.

Las personas que tengan un piercing o tatuaje hecho recientemente hace menos de seis meses, aquellos que hayan sido vacunados contra virus o bacterias atenuadas hace menos de cuatro semanas, tampoco serán candidatos.

Mujeres que estén embarazadas o hayan tenido un bebé hace seis meses deberán esperar para ser donantes. Al igual que pacientes que hayan sufrido una cirugía mayor también deberán esperar unos seis meses para poder colaborar.

Posibles donantes que padezcan fiebre deberán esperar a que desaparezcan los síntomas, así como aquellos que sufran enfermedades infecciosas deberán esperar dos años desde su curación completa.

Finalmente, viajeros a zonas endémicas asintomáticos no podrán hacerlo hasta haber pasado seis meses de su vuelta y si tienen afección febril, el período aumenta a tres años desde la desaparición de los síntomas.

Como ya habrás comprobado, los requisitos previos a la donación son exigentes para asegurar la salud de todos los individuos. Tu estado de salud se confirma mediante una entrevista personal de forma individualizada y completamente confidencial con el personal sanitario, así como un posterior análisis de tu sangre para verificar que estás dentro de los parámetros de normalidad.

Una vez que se ha comprobado que has entendido a la perfección toda la información, se procede al consentimiento informado por escrito del proceso al que vas a someterte. Por ello, es de vital importancia que los datos ofrecidos tengan una honestidad completa para evitar riesgos en la salud del donante y el receptor.

Escribir Comentario